SELMQ

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Concepto de láser

 

La palabra láser es un acrónimo del inglés (Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation): amplificación de la luz por emisión estimulada de la radiación. El término se utiliza para referirse los dispositivos que generan un tipo especial de radiación electromagnética, la luz láser, que presenta como características fundamentales el hecho de ser monocromática, coherente, colimada y direccional, ejerciendo diferentes efectos, de interés médico y quirúrgico, sobre los tejidos biológicos. Algunos haces láser son visibles y pueden ser de diferentes colores según la longitud de onda. No obstante, muchos láseres empleados en medicina emiten rayos invisibles y se precisan rayos guía para poder intervenir con ellos.

En general los láseres están formados por tres elementos básicos:

1.- Cavidad óptica (resonador láser): generalmente compuesta por dos espejos. Uno de los espejos refleja la práctica totalidad de la luz que recibe, mientras que el otro es parcialmente transparente con una reflectividad parcial. La radiación no reflejada en la cavidad óptica se transmite fuera del resonador, constituyendo la salida del haz láser.

2.- Medio activo: puede ser sólido, líquido o gaseoso y es donde se lleva a cabo la amplificación óptica (fotones) y el fenómeno de inversión de la población de electrones (emisión estimulada).

3.- Mecanismo de excitación: hace falta una fuente energética que permita excitar los átomos del medio activo hasta conseguir la inversión de la población electrónica. Generalmente se utiliza una radiación electromagnética (bombeo óptico), o una corriente eléctrica.