SELMQ

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Láseres quirúrgicos de uso corriente

 

Desde que comenzó a utilizarse la energía del láser en cirugía, se han desarrollado una gran variedad de longitudes de onda en respuesta, fundamentalmente, a las diferentes afinidades de los tejidos, además de a las características anatómicas de los órganos diana y de los medios fisiológicos en los que debe operar el láser (gaseosos, en cirugía abierta de hueso, o líquidos en urología). Por otro lado, para obtener en tejidos sinuosos, estrechos o remotos, la luz láser debe poder ser transmitida por fibroscopios pequeños y flexibles.

Todos estos requerimientos han determinado el desarrollo de una serie de ondas electromagnéticas, utilizadas por los láseres quirúrgicos de uso más frecuente, entre las cuales podemos citar como más habituales las siguientes:

 
Tipos de láseres     Longitud de Onda / Aplicaciones   
     
Dióxido de carbono:   El láser CO2 se conoce como el caballo de batalla de la cirugía con láser debido a su amplio abanico de aplicaciones. Emite en una longitud de onda invisible de 10.600 nm (10,6 m) y se absorbe rápidamente en el agua, permitiendo un corte preciso (vaporización del agua celular) sin causar lesiones importantes en el tejido adyacente. Precisamente por esto, no se puede utilizar cuando el medio ambiente que ha de atravesar es líquido porque la energía se absorbe antes de alcanzar el tejido diana. Necesita distribuirse a través de un brazo articulado muy poco práctico que limita su utilización
     
Gases ionizados:   Los láseres de gases neutros, como el argón, neón, kriptón y xenón, se utilizan en medicina con varios propósitos. El láser de argón, que emite en dos longitudes de onda visibles, a 488 y 514 nm, es muy utilizado en oftalmología
     
Láseres dye:   Los láseres dye (en inglés, tinte) se emiten normalmente en el modo pulsátil y a distintas longitudes de onda según el tipo de tinte utilizado. En medios líquidos produce un efecto acústico intenso (usado en litotricia). Su uso es limitado por que se absorben de manera muy selectiva por diferentes componentes pero no por el agua
     
Neodimio YAG:   Éste es uno de los láseres más comunes en cirugía. Es un láser sólido que emite a una longitud de onda invisible de 1.064 nm (una forma modificada es el Q-switched Nd:YAG o KTP/532 que emite a 532 nm). Este láser puede transmitirse a través de fibras ópticas pero no se absorbe bien en el agua, por lo que su capacidad de corte es imprecisa y genera una gran cantidad de daño lateral. Es un buen hemostático